12 de abril de 2024
EconomíaNacionales

Aseguran que el recorte real del gasto público en enero fue el mayor de los últimos 30 años

El Gobierno produjo en enero el mayor recorte real interanual del gasto público de los últimos 30 años, con fuerte incidencia del ahorro en jubilaciones y pensiones, de acuerdo a un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF).

El análisis reveló que en el primer mes del 2024 el gasto primario se redujo un 39,4% interanual real, por lo que el déficit pasó a ser superávit primario de $2.010.000. Dicha variación fue la mayor de los últimos 30 años. El último antecedente de similares proporciones fue en marzo de 2003, cuando el gasto bajó 29,2%.

Las jubilaciones y pensiones contributivas con el 33% de participación (-$885.074 millones), fueron el sector que más aportó a la reducción del gasto, seguido por los subsidios a la energía con el 14% (-$366.451 millones), inversión real directa, con un 12% (-$321.474 millones) y transferencias totales a provincias, con igual porcentaje (-$310.781 millones).

Al sumar el recorte de los cuatro sectores, se alcanza una cifra de casi $1.883.000 millones a moneda de enero de 2024, lo que representa casi el 70% del total ahorrado, ya que el primer mes del año el monto reducido en todo concepto fue de $2,7 billones.

En cuanto a los sectores que aportaron a la reducción del gasto primario y tuvieron la mayor caída real, están las transferencias de capital a provincias (- 98,3%), los subsidios a otras funciones (-92,2%), la inversión real directa (-81,2%), los subsidios a la energía (-77,2%) y las transferencias corrientes a provincias (-72%). La contracara fue las prestaciones del Instituto nacional de servicios sociales para jubilados y pensionados, que tuvo un aumento interanual real del 3,4%.

El recorte del gasto benefició a las cuentas públicas, que al considerar que el gasto en intereses aumentó 26% interanual en términos reales, terminaron con un superávit fiscal de $518.400 millones. En el mismo mes del 2023, se había registrado un déficit de $537.970 millones.

Los ingresos totales, por su parte, tuvieron una variación interanual real del 0,7%, a raíz de que los ingresos tributarios crecieron un 0,8% y los ingresos no tributarios cayeron levemente en términos reales.

Los ingresos no relacionados con el comercio exterior registraron una disminución significativa en su recaudación real. Particularmente los impuestos sobre Bienes Personales (60,7%), Ganancias (37,3%), aportes y contribuciones (25%), impuestos internos (813,9%) e impuesto al cheque (1,7%) registraron cifras a la baja.

El IVA neto fue la excepción, al exhibir un aumento real del 9,7%. Al analizar este resultado, desde el IARAF indicaron que “es importante señalar que su componente asociado al consumo interno (DGI) tuvo un rendimiento negativo, mientras que su contraparte vinculada al comercio exterior (DGA) experimentó un crecimiento positivo en términos reales”.

Con respecto a los ingresos vinculados con el comercio exterior, presentaron incrementos reales interanuales significativos en el mes pasado, ya que los derechos de exportación y de importación aumentaron un 90,4% y 34,7%, respectivamente.

About Author