5 de marzo de 2024
Locales

Con la entrega de 295 escrituras, Jatón superó los 1500 títulos otorgados

El intendente Emilio Jatón presidió este jueves la última entrega de escrituras de su gestión. En la Estación Belgrano y ante centenares de vecinos y vecinas de Santa Fe Capital, el mandatario otorgó 295 títulos de propiedad a residentes de los barrios Norte Unido, San Agustín, Yapeyú, Ceferino Namuncurá, San Ignacio de Loyola, Estanislao López, Coronel Dorrego, Ciudadela Norte, Pompeya, Guadalupe Oeste, San Martín, Los Hornos, San Pantaleón, Pro Mejoras Barranquitas, Barranquitas, Villa del Parque, Estrada, Santa Rosa de Lima, 12 de Octubre, General Mosconi, Arenales, Chalet, San Lorenzo y Colastiné.

“Fue un trabajo muy arduo, porque detrás de cada escritura hay un proceso muy largo que incluyó recorrer cada barrio, buscar los antecedentes y trabajar con escribanos y agrimensores”, expresó el intendente a los presentes que colmaron el auditorio Ariel Ramírez del Centro de Convenciones ubicado sobre el bulevar.

Jatón explicó que cuando asumió al frente del Ejecutivo definió “destinar parte de los fondos del presupuesto municipal para hacer todo ese proceso de manera gratuita” teniendo en cuenta que de otro modo sería muy complejo para los beneficiarios por los costos que implican los trámites de este tipo. “Fue una decisión política que tomamos y una de las más acertadas porque hoy hay más de 1500 familias que cuentan con la escritura que hace muchos años estaban esperando”.

“Habíamos empezado con un objetivo de 500 escrituras, superamos las 1500, y aún hoy sigo firmando nuevos títulos que seguramente entregará el próximo gobierno municipal”, relató. “Nunca pensé que en mi vida iba a firmar escrituras, pero cada vez que lo hago pienso en quien la está recibiendo y la tendrá guardada en un lugar especial de su casa”, finalizó el mandatario.

Así, la Municipalidad superó en cuatro años, los 1500 títulos repartidos entre habitantes de la ciudad, una cifra inédita para una gestión. Cabe mencionar que la regularización dominial fue una de las premisas planteadas por Jatón, a sabiendas de que el título de propiedad de un lote o una casa es uno de los documentos más importantes que puede tener una familia.
Para llegar a estos números, el equipo de trabajo de diferentes áreas municipales realizó relevamientos sociales y económicos entre 8800 grupos familiares de diferentes barrios. De este modo se avanzó con la confección de más de 860 planos de mensura, subdivisión y loteo.
Las tareas pudieron completarse gracias al acuerdo firmado con el Colegio de Agrimensores y el Colegio de Escribanos de la provincia de Santa Fe, lo que permitió acelerar y transparentar los procesos. Posteriormente se digitalizaron los trámites, georreferenciando los lotes municipales, de modo de cumplir con el objetivo trazados por el intendente para los 4 años de gestión.

Objetivo logrado

La directora de la Agencia Santa Fe Hábitat, Paola Pallero, destacó que “desde el inicio de la gestión de Jatón fue una de las metas principales garantizar a cada una de las familias que habitan un lote municipal, el dominio de su propiedad”.
En esa línea, hizo hincapié en que entre las metas principales está “no solamente darle seguridad jurídica de la vivienda, sino también saber que va a quedar para sus hijos, para proyectar mejoras a futuro, para darle identidad a un barrio. Poder darle tranquilidad a cada adulto que esperó por más de 30 años su escritura, para nosotros es un orgullo”, agregó.
Pallero aseguró que “en cuatro años avanzamos mucho”. Si bien reconoció que fueron “procesos largos”, dejó en claro que “en todos los pasos estuvo el estado municipal con cada una de las familias”. Finalmente pidió “no olvidar el trabajo con los colegios de profesionales que marcaron la diferencia otorgando seriedad, transparencia y eficacia en todos los procedimientos de escrituración”.

Mi escritura, mi hogar

Mónica es vecina de barrio Yapeyú. Ella recibió la escritura de su casa hace varios meses y hoy se acercó para obtener la de su madre, que por cuestiones de salud no pudo asistir a la ceremonia: “Mi mamá tiene 81 años y hace 61 que vive en el barrio. Esta será la escritura de su propia casa”, contó emocionada mientras agitaba la carpeta en el aire. “Esto es buenísimo porque ahora las dos tenemos las escrituras de nuestras propias casas”, agregó.

Por su parte, Santiago Villalba, vecino de Guadalupe Oeste, calificó a esta jornada como “muy especial. Es una alegría venir a recibir la escritura que es como el futuro de casa”. Desde el año 1979 reside en el barrio donde, aseguró, que “tengo amistades y conozco a la gente desde hace muchísimos años, de modo que nunca me voy a mover de ahí”.

“No tengo palabras para explicar mi felicidad. Es la primera vez que me pasa algo así”, finalizó Santiago emocionado.

About Author