21 de abril de 2024
Locales

Jatón supervisó trabajos viales en Scarafía y Juventud del Norte

Las máquinas trabajan en el mejorado vial sobre calle Grandoli, entre Ayacucho y Padre Genesio. Son 350 metros que atraviesan la jurisdicción de dos vecinales: Juventud del Norte y Scarafía. Hasta allí llegó el intendente Emilio Jatón, quien supervisó las tareas y recorrió junto con los vecinos la marcha de las obras.

«Llegamos hasta calle Grandoli respondiendo a un pedido de los vecinos, para colaborar en la urbanización de este sector que nace a partir de una cava y hoy está habitado por gente trabajadora”, dijo en primera instancia Jatón. El intendente afirmó que actualmente “estamos circunvalando el barrio, desde las calles de mayor transitabilidad. El ripio les va a permitir salir y entrar los días lluvias», manifestó.

En ese marco, el mandatario reconoció que la zona comprendida por Scarafía y Juventud del Norte requiere muchas obras de infraestructura. Según contó, “los vecinos nos dicen que hace 20 años no viene ninguna máquina por aquí. Es parte de la otra Santa Fe que muchos desconocen y en la cual la Municipalidad tiene que estar presente y con mucho trabajo», agregó.

Máquinas en marcha

El subdirector de Gestión Urbana municipal, Nicolás Zanón, contó que actualmente se trabaja a lo largo de «350 metros de ripio, sobre calles importantes en ambas vecinales, a raíz de un pedido de las y los vecinos de la zona».

Además, mencionó que las tareas se enmarcan «en el operativo integral de mejora que venimos haciendo en distintos barrios de la ciudad, a los efectos de mejorar la calidad de vida de las y los habitantes”. Del mismo modo, aseveró que “en lo que queda de la gestión, hasta diciembre, vamos a llegar a las 700 cuadras de mejorado en toda la ciudad».

En este caso puntual, las tareas comenzaron hace dos semanas y se estima que en pocos días quedarán terminadas.

Un cambio importante

Cristian Romero vive hace 10 años en barrio Scarafía y aseguró que es la primera vez que ve máquinas trabajar. «Estaba muy olvidado el barrio, este trabajo era necesario porque cuando llueve es imposible salir. Ahora está quedando muy bien», dijo contento.

Asimismo, destacó la importancia del mejorado «para la entrada de la ambulancia y el patrullero. En el barrio tenemos varios chicos con discapacidad y la ambulancia no puede entrar, tienen que salir ellos con la silla de rueda en el medio del barro hasta calle Ayacucho, que es la asfaltada. Por eso, estamos muy contentos», cerró este vecino.

Por su parte, Daniela Torres es vecina de Juventud del Norte desde hace 21 años. Consultada por los trabajos que se están haciendo, afirmó con mucha alegría que «a esto lo van a disfrutar mis hijos y mis nietos».

«Aunque son obras chiquitas, son muy importantes para nosotros. Por ejemplo, ahora por lo menos, cuando llueva, voy a poder salir sin embarrarme», cerró.

About Author