12 de julio de 2024
Diputados

Ley Ómnibus: el oficialismo busca sesionar el 24 o 25 de abril en Diputados

La Cámara de Diputados terminará de constituir esta semana sus 46 comisiones permanentes y la semana que viene podría volver al recinto la votación de la Ley Ómnibus, ahora en una versión recortada tras el revés del primer intento de aprobarla en febrero pasado.

La idea, es convocar al recinto el próximo miércoles 24 o jueves 25 de abril. 

Con este norte, no se descarta que este miércoles pueda haber un plenario de las comisiones de Legislación General, Asuntos Constitucionales y Presupuesto y Hacienda, las mismas que deliberaron durante el período de sesiones extraordinarias.

Gabriel Bornoroni es el presidente de Legislación General, que es cabecera del debate, pero ahora deberá deberá lidiar con una doble responsabilidad, ya que fue proclamado nuevo jefe del bloque de La Libertad Avanza, tras la caía en desgracia y descabezamiento de Oscar Zago.

Es muy inhabitual que un presidente de bloque oficialista sea también quien coordine el debate de la ley más importante del Gobierno, por lo que hay rumores de una posible sustitución.

Las negociaciones de la letra chica del borrador que hizo llegar el Gobierno al Congreso atraviesa sus horas finales. En una entrevista televisiva concedida anoche, el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, destacó que las partes están “más cerca” de un acuerdo de lo que estaban antes.

«Vamos a puntear artículo por artículo antes de ir al plenario. Tenemos muy poquitas diferencias, sigo siendo optimista», afirmó el riojano.

Entre los puntos en discusión se encuentra el capítulo de privatizaciones de empresas públicas. Al respecto, Menem reconoció hay “una o dos empresas que generan algún tipo de duda”. Entre ellas se encuentra indudablemente el Banco Nación.

El otro punto de discusión es la reforma laboral, que será incorporada a la ley Bases. El Gobierno tiene sobre la mesa una propuesta del bloque de la UCR que propone incluir como opcional el fondo de cese laboral, extender los períodos de pasantía a seis meses y reducir las multas por no registración laboral.

También proponen eliminar la cuota solidaria que es el descuento compulsivo de parte de los sindicatos a los trabajadores.

Sin embargo, ese es un punto que en este etapa el Gobierno no se inmiscuiría para no abrir un frente de conflicto irreversible con la CGT.

La central obrera se mueve en zigzag y da señales ambiguas, ya que mientras hacia afuera simula endurecimiento y convoca a un paro general para el 9 de mayo, hacia adentro le dice al Poder Ejecutivo que está dispuesta a aceptar algunos de los cambios en este diálogo a tres bandas con los operadores de la UCR.

En paralelo a la ley ómnibus, se va a tratar y votar la ley de “Medidas Fiscales”, que contiene reformas como la rebaja en Bienes Personales, el blanqueo de Capitales y la resistida reposición de la cuarta categoría de Ganancias, que volvería bajo la forma de un mínimo no imponible de 1.800.000 pesos.

Este último tributo, rebautizado «impuesto a los ingresos personales», es otro vector de controversia y el Gobierno está buscando ablandar a los gobernadores y bloques amigables para que voten en sintonía a la propuesta. No están lejos de un entendimiento.

Más allá de la ley ómnibus

Luego de que la semana pasada quedaran conformadas 32 comisiones permanentes, quedan en el tintero para la semana que viene las restantes 14. La batalla más caliente, que seguramente hará saltar la térmica en la Cámara de Diputados, se dará el jueves desde las 11 hs en la reunión constitutiva de la comisión de Juicio Político, tras la fallida designación de Marcela Pagano como presidenta por una insólita interna libertaria a cielo abierto que hizo estallar al bloque oficialista.

Zago pagó muy caro no haber consensuado con Menem el nombre de la periodista devenida diputada nacional para ese cargo, y sufrió en carne propia la conspiración del bloque que lo eyectó de la presidencia. Anunció que junto a sus dos pares del partido Movimiento de Integración y Desarrollo (Eduardo Falcone y María Cecilia Ibáñez)

Ahora Bornoroni, un hombre mucho más alineado al titular de la Cámara -y por extensión a Karina Milei- deberá acordar el nombre de quien ocupará esa silla clave, que en rigor servirá para taponar los pedidos de juicio político del peronismo contra el presidente Javier Milei.

A diferencia de lo que ocurrió durante el Gobierno del Frente de Todos, cuando tanto en 2020 (en medio de la pandemia) como en 2022 demoró hasta mitad de año la conformación de la totalidad de comisiones, Menem conseguirá a mediados de este mes ese mismo objetivo. Un salto de calidad en esa materia.

La comisión de Previsión Social había sido constituida cuando semanas atrás la oposición presionó con una sesión especial para tratar con urgencia el cambio de la fórmula de movilidad jubilatoria.

Para descomprimir las tensiones, el oficialismo aceptó que se conformen sus autoridades y le cedió la presidencia al radicalismo, de la mano de la cordobesa Gabriela Brouwer de Koning.

Para no perder la iniciativa, el Gobierno se adelantó y por decreto modificó la fórmula de movilidad atando los haberes a la inflación y con ajuste mensual.

Con sabor a poco, la oposición insiste con una alquimia que sea superadora, especialmente con un piso de haberes más alto. La Coalición Cívica propone por ejemplo una recomposición del 20%, mientras que ayer se sumó Unión por la Patria que pide aumentar el mínimo de haber en un 30%.

Este martes, se volverá a reunir desde las 16 la comisión de Previsión Social y la oposición se propuso dictaminar. Faltará, no obstante, el dictamen de Presupuesto. Su presidente, José Luis Espert, es reticente a acoplarse al debate porque no quiere entregarle la agenda a la oposición ni incomodar al Gobierno que ya decidió una hoja de ruta.

El miércoles se reunirá, también a las 16, la comisión de Familias, Niñez y Juventudes a cargo de Roxana Reyes, y recibirá a la Defensora nacional de Niñas, Niños y Adolescentes, Marisa Graham.

About Author