25 de mayo de 2024
Senado

Pese a la foto de «unidad», Juntos por el Cambio se encamina a la ruptura en el Senado

Pese a la «foto de familia» que fabricaron días atrás para guardar las apariencias de unidad mientras en el plano nacional la principal coalición opositora se desmoronaba por el pacto Macri-Milei, lo cierto es que el interbloque Juntos por el Cambio va camino a quebrarse en el corto plazo.

Al menos dos representantes del PRO en la Cámara alta ya están pensando en hacer las valijas del frente para armar un nuevo polo de derecha liberal con los siete senadores electos de La Libertad Avanza.

Se trata de los senadores macristas más acérrimos: la cordobesa Carmen Álvarez Rivero y el entrerriano Alfredo de Angeli.

A ellos se sumaría el también cordobés Luis Juez,  y Martín Goerling, senador electo del PRO por la provincia de Misiones.

En tanto, los ultramacristas José Torello (Buenos Aires) y Humberto Schiavoni (Misiones) también anunciaron su apoyo a Milei pero en el caso de ellos concluyen mandato en diciembre, por lo que no podrán acompañar a sus colegas en la nueva aventura de reagrupamiento liberal.

Así las cosas, esta flamante alianza de derecha liberal podría ofrecer 11 senadores, convirtiéndose en la tercera fuerza en cantidad de representantes detrás de Unión por la Patria y Juntos por el Cambio.

En esta última coalición, ya sea que conserve la actual denominación de JxC o modifique su nombre, permanecerán las senadoras del PRO Guadalupe Tagliaferri (Buenos Aires) y María Victoria Huala (La Pampa). Ambas se encuentran dentro del radio de influencia del saliente jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

También permanecerán allí los cuatro senadores nacionales que responden al gobernador electo de Chubut, Ignacio Torres, quien al renunciar como senador será sustituido por la joven dirigente del PRO Andrea Marcela Cristina.

El interbloque de JxC tendrá contando a los radicales unos 20 senadores, siendo la segunda fuerza detrás de Unión por la Patria que tendrá 35, al borde de los 37 que precisa para el quórum propio (podrá fácilmente conseguirlo con senadores de fuerzas provinciales aliadas).

«La mayoría de los dirigentes el PRO no está de acuerdo con la decisión de Macri de arreglar a escondidas con Milei. Se equivocó el ex presidente, con una lectura muy limitada de la política argentina», sostuvieron a NA fuentes parlamentarias de Evolución Radical.

Desde este espacio confían en que las deserciones en JxC serán escasas y que el macrismo más duro quedará aislado por haberse «cortado solo» en una decisión inconsulta entre gallos y medianoche.

«No puede ser que si tu fórmula presidencial pierde entonces rompas la coalición. Parte del juego de la democracia es ganar o perder, y a nosotros nos eligieron con el rol de ser ser oposición, no para aliarnos con Milei que expresa otra cosa totalmente distinta», argumentaron.

«Si la idea era romper las reglas e invalidar las internas hubiesen roto la coalición antes. La política no es el capricho de sus dirigentes», sentenciaron las fuentes consultadas sobre el acuerdo de Macri y Patricia Bullrich con La Libertad Avanza.

Según aseguraron a Noticias Argentinas, Juntos por el Cambio mantendrá su identidad como «coalición de centro programático, desarrollista», descartando así un vuelco a la derecha ideológica como agita un sector del PRO.

«Esta es una coalición que dio mucho equilibrio al sistema político. Hay que esperar hasta la elección (de segunda vuelta presidencial), pero diría ya hoy que Juntos por el Cambio sigue porque quienes tienen poder real, es decir gobernadores, senadores y diputados, quieren que siga», explicaron.

Lo que no seguirá es la actual composición del interbloque con 33 representantes entre sus distintas bancadas, y caerá a cerca de una veintena de integrantes.

Esto obedece a dos factores: la mala elección nacional en muchas de las provincias, y por la probable salida de senadores macristas con destino a una nueva alianza con el mileísmo.

About Author