12 de abril de 2024
Nacionales

Qué posibilidades tiene la Argentina de cumplir la metas prometidas al FMI

Tras conocerse las nuevas metas comprometidas por la Argentina con el Fondo Monetario Internacional, analistas consideraron casi imposible su cumplimiento, y alertaron que la economía caerá este año el doble de lo previsto por el organismo multilateral. Advierten además que es «errado» el diagnóstico que se elaboró sobre la economía local.

La caída del PBI será este año del 3,8%, mientras el FMI proyecta 2.5%, estimó Fernando Marull, de FMyA, quien proyectó que la economía caerá 3%, y no 2,5% como estimó el FMI. Además, la inflación se disparará en este 2023 hacia la zona del 200%, y no 120% como indicó el Fondo.

Marull también advirtió que la meta de acumular US$ 8.000 millones en reservas hasta fin de año es «imposible».

Por su parte, Lorenzo Sigaut Gravina, de la consultora Equilibra, explicó que el objetivo de déficit fiscal equivalente al 1,9% del Producto Bruto «es muy difícil de alcanzar en un entorno de recesión, año electoral y pérdidas de la cosecha por sequía”.

También alertó que «si el Gobierno intenta sostener en $350 el tipo de cambio hasta octubre, habrá más atraso cambiario».

En una línea similar se expresó Gabriel Caamaño, de Consultora Ledesma, quien sostuvo que «ninguna de las tres metas parece cumplible».

Pero dijo que esos objetivos serán un «problema del próximo gobierno, ya que las metas del tercer trimestre, que gatillan el desembolso de fines de noviembre, son para pagar los vencimientos de diciembre», cuando ya haya un nuevo gobierno.

En la misma línea, Sebastián Menescaldi, de la consultora EcoGo, dijo que tras esta negociación, «el FMI ya será un problema del nuevo gobierno», que deberá hacer las gestiones para que en diciembre próximo se produzcan los próximos desembolsos.

Reservas por US$ 8.000 millones hasta fin de año y suba de tarifas: las pretensiones del Fondo

En el marco del acuerdo con el FMI, la Argentina se comprometió a acumular reservas por unos US$ 8.000 millones hasta fin de año y subir tarifas de energía, luego de que el organismo dijo que el programa anterior con el país «descarriló».

En su staff report, el Fondo dijo que el «descarrilamiento» se debió a la «histórica sequía, desvíos y demoras», en la aplicación de reformas. Hizo notar la falta de aplicación por parte del Gobierno de correcciones que habían sido pactadas a lo largo de este tiempo.

«Las autoridades están implementando ahora un paquete de medidas para encarrilar el programa”, dijo el reporte.

Y adelantó que en septiembre habrá subas de luz para los hogares de ingresos bajos y medios, y comercios, lo cual genera dudas en medio del calendario electoral.

El FMI advirtió que las metas del segundo trimestre no se cumplieron, al sostener que «los criterios de desempeño de fines de junio para la acumulación de reservas internacionales netas, el equilibrio fiscal primario y la financiación del déficit fiscal no se cumplieron por amplios márgenes».

Además, si bien admitó la existencia de un evento extraordinario como la sequía, que provocó una caída de 37% de los volúmenes exportados en la agricultura, critica que el gobierno priorizó «la estabilidad de corto plazo», por encima de la «agenda estructural».

About Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *