17 de abril de 2024
Culturales

Ya se pueden consultar los Digestos históricos municipales en forma digital

En 1891 en la ciudad se prohibió que dos personas se bañen juntas o se digan palabras obscenas bajo pena de prisión o multa. Cuatro años después, se prohibieron los juegos con barriletes, incluso en casas particulares. También se estableció que la Municipalidad debía registrar a todos los perros de la ciudad y que los que no contaran con la identificación oficial serían envenenados. Otra norma prohibió cabalgar dentro del ejido urbano y definió la cantidad de caballos que podía utilizar el tramway.

Estos son algunos de los datos que se encuentran si se recorren los digestos históricos de la ciudad. Conocerlos permite, además, tener una imagen del proceso urbanístico de la capital de la provincia como cuando se construyó el bulevar Gálvez o se autorizó el nuevo Cementerio.

En el marco de los 450 años de la capital provincial, la Municipalidad de Santa Fe digitalizó y publicó los Digestos históricos desde 1891 hasta 2009. Los documentos se pueden consultar en www.santafeciudad.gov.ar/transparencia y permiten conocer cuáles son las normas vigentes y las que ya no tienen validez.

A partir del trabajo con el equipo informático de la Municipalidad, se desarrolló una base de datos accesible y de fácil navegación que permite a las y los usuarios acceder a toda la información de manera ordenada y precisa. El proceso incluyó la carga de las normas correspondientes a los digestos de 1891 hasta el último de 2008-2009, así como también todos los boletines municipales y la legislación general, permanente y vigente.

La directora de Innovación Institucional municipal, María Laura Spina, contó que “se recopiló toda la información previa y se pusieron a disposición de toda la ciudadanía, los 10 digestos históricos completos”. De este modo, en el marco de los 450 años que el próximo 15 de noviembre cumplirá la ciudad, se pueden encontrar las normas dictadas desde la lejana época de los tranvías, pasando por la evolución de las calles, de las instituciones municipales como el frigorífico o el Banco Municipal, y tantos otros temas de interés no sólo para investigadores e historiadores, sino también para curiosos.

Hasta el momento, se encuentran cargados los digestos correspondientes a los años 1891, 1895, 1901, 1915, 1922, 1936, 1946, 1963, 1978 y 2008-2009. No obstante, la labor continúa. “La idea es que se puedan consultar todas las normas vigentes, pero también las que ya no lo están”. Además, estarán ordenadas por fecha, por tema y por intendente a cargo del Ejecutivo en el momento de su publicación. Del mismo modo, se posibilitará la búsqueda avanzada, por palabra clave, como en cualquier base de datos actual.

Spina mencionó que “próximamente tendremos nuestro Digesto digital moderno, de acuerdo a la técnica, el arte, la ciencia y la tecnología de la legislación en esta materia”.

Cómo acceder

Para consultar este material, no se necesita más que un dispositivo conectado a internet. Se debe entrar a la página oficial de la Municipalidad, situarse en el apartado de Transparencia y, una vez allí, en la parte de abajo están los Digestos históricos y allí se accede a todos los textos completos.

About Author